La Prensa

Definir un norte: los jueces bajo la lupa de la Justicia

Por Lucas Prieto Schorr *

La apertura del año judicial por parte del flamante presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, fue eje de todos los medios en los últimos días. El primer discurso de la cabeza del máximo tribunal, ante la atenta mirada de sus pares, se resumió en su frase "los argentinos están perdiendo confianza en el Poder Judicial".

Ahora bien, sobre el eufórico titular debemos pensar qué puede aportarnos con claridad esta nueva dirección de la Corte.
El avasallamiento de la Justicia no parece tener fin y el momento actual es uno de los más críticos de la historia. Ya no solo se liberan delincuentes por la puerta giratoria, sino que ahora jueces y fiscales se someten a procesos e investigaciones por su mal accionar.

Al escuchar a Rosenkrantz llamando a los jueces a recuperar la confianza de la ciudadanía cabe cuestionarse hacia dónde vamos, porque decir "existe la sospecha de que servimos a intereses diferentes al derecho" no es ninguna novedad.
Nos falta vislumbrar el rumbo que debemos tomar todos los profesionales del derecho frente a un sistema que ya colapsó y que nadie parece tener en claro cuál es la forma de recuperarlo.

DEFINIR UN NORTE
Fue importe el discurso de Rosenkrantz pero de nada sirve quedarnos en una serie de titulares mediáticos si no definimos un norte y un horizonte de salida de esta profunda crisis.
¿Cuál es el plan de acción para que los argentinos vuelvan a confiar en la Justicia? ¿Cómo hacemos los integrantes del sistema para no perder nuestros valores y ser parte del derrotero? ¿Qué hará el máximo tribunal para atender estas cuestiones? Estos son algunos de los interrogantes que debemos plantearnos y que deberemos respondernos.
Por el momento, podemos comenzar sabiendo que tal como alguna vez digo el excéntrico pianista alemán Johannes Brahms "La confianza perdida es difícil de recuperar, porque la confianza no crece como las uñas" y el Poder Judicial tampoco.


* Director de El Monitor de la Justicia